martes, 31 de mayo de 2016

Tonalidad adecuada de la piscina y cómo evitar las algas en ella

Existen dos preocupaciones comunes cuando decidimos instalar una piscina en nuestro hogar: el color adecuado y cómo evitar que las algas invadan el vaso de la piscina, para disfrutar de ella el mayor tiempo posible. Pensando en esas dudas comunes, hemos recopilado alguna información que estamos seguros te servirán de apoyo al momento de instalar una espectacular piscina en casa.

Consejos para elegir la tonalidad adecuada para la piscina

·       Colores estampados o lisos: para darle mayor sensación de espacio al vaso de la piscina, la tonalidad deberá ser lo más uniforme posible. En contrapeso, dichas superficies con tonalidad uniforme facilitan la visualización de suciedad dentro del vaso de la piscina.

·       Colores innovadores o clásicos: actualmente se están dejando a un lado las coloraciones verde y azul, dando paso a la paleta de matices blancos, grises y arenas.

·       Tonalidades oscuras o claras: Serán menos perceptibles las decoloraciones producidas por factores atmosféricos y el paso del tiempo en piscinas con colores claros. Aunque debes tomar en cuenta que las tonalidades varían.

·       Tonalidades refrescantes o relajantes: los colores claros brindan la percepción de relajación. Las tonalidades azules proporcionan sensación de frescura, lo que impulsa al usuario de la piscina a entrar y salir con más frecuencia.

Evitar las algas dentro de la piscina

Es primordial que la piscina recién instalada mantenga su perfecto estado y color. Si en tu nueva piscina observas que toma una coloración verdosa, es un indicativo de que algo no está funcionando bien en la piscina. La tonalidad verde puede ser generada por el desarrollo de microorganismos unicelulares vegetales, con enorme capacidad de reproducirse en ciertas condiciones: algas. Dichas bacterias se generan por la temperatura del agua elevada y ph superior a 7.8, niveles bajos de cloro. El piso resbaladizo es otro indicador de la aparición de algas.

Grupos de algas

·       Algas con una fuerte turbidez y coloración verde: son las más comunes y sencillas de excluir.
·       Algas de color ocre intenso y color amarillo: suelen generarse en las zonas de la piscina donde la presencia del sol es escasa.

·       Algas de tonalidad oscura, morada o negra: este grupo de algas es el más desagradable porque suele instalarse en las juntas de las cerámicas. Suelen eliminarse luego de vaciar el vaso de la piscina. Se puede quitar con un cepillo con púas metálicas, si está poco encajado.

Cortesía de Regruel